Chile

ENGLISH

No tenía previsto comenzar a escribir sobre éste, uno de los países actualmente en mi top 10, pero no podía quedar mal con gran parte de mi familia política a la que de pronto le ha dado por visitarlo.

A día de hoy es el tercer país en índice de desarrollo humano de América, solo por detrás de Canadá y Estados Unidos, y su tamaño dobla al de Japón o Alemania. A priori, un destino con estos números debiera presentar cifras exorbitantes de turismo internacional, pero apenas si llegaron a 6 millones los visitantes foráneos en 2018. Esto se debe en parte a dos circunstancias:

  • Que lo variado y extraordinario de su geografía está condicionado por su distribución. Chile tiene una superficie similar a la de Turquía, poco más grande que Francia, pero mide 4.300 km de largo, siendo su anchura media de apenas 177 km. Traducción: es un país muy largo y muy estrecho. Traducción: las distancias que hay que recorrer para ver los principales puntos del país son enormes.
  • Que esté ubicado allá en el extremo de abajo del mapa no ayuda: excepto para los sudamericanos, Chile está lejos de todo. Pero eso también le pasa a Nueva Zelanda y a casi nadie se le escapa, tal vez gracias a las grandes producciones cinematográficas del universo de El Señor de los Anillos, que es uno de los mejores países que existen en términos de naturaleza. Pues otro de los pocos integrantes de esa categoría es sin duda Chile y no obstante, la mayoría de personas bien no saben que hay exactamente aquí, bien creen que lugares famosos que han visto en fotografías de paisajes de belleza inigualable no están en Chile.

Es un país incomprendido y en cierto modo desconocido para los turistas:

  • En el norte, los desiertos más secos del planeta, con salares, formas erosionadas surrealistas y al fondo volcanes con cimas coronadas de nieves perpetuas de más de 4000 metros de altitud. La humedad es tan baja que es uno de los mejores lugares para contemplar las estrellas de todo el globo. El más conocido es el de Atacama, pero más al norte los de la zona de Calama también nos guardan sorpresas.
  • Sus ciudades no son gran cosa, y las más reseñables se encuentran a unos 900 km al sur de los desiertos:
    • Entre ellas destaca como no, Santiago. La capital del país y considerada la ciudad con mejor calidad de vida del mismo, con más de 6 millones de habitantes (un tercio de la población de todo el país), y asentada en una de las tres franjas del mundo consideradas de mejor clima (las otras dos son el sur de California y las Islas Canarias) es una ciudad que ha sabido combinar lo antiguo con la modernidad; sus rascacielos de cristal se alternan con parques y plazas de aspecto colonial bajo la imponente sombra de los Andes al este.
    • Otros emplazamientos destacables no abandonan esta franja de clima excelente, son:
      • Viña del Mar, pero no por bonita, sino por moderna y cómoda, la ciudad de vacaciones de Santiago no deja de ser una especie de Torremolinos chileno donde su alma se ha vendido al turismo.
      • Y su contrapunto Valparaíso, el otro extremo, incluida en el patrimonio de la UNESCO, conserva su identidad de casas bajas de madera de múltiples colores situadas en las laderas de las colinas cercanas al mar.
    • Aunque si queremos parar en un punto intermedio, la ciudad de La Serena viene a ser más de lo mismo que Viña del Mar, moderna, turística, con grandes playas, sin encanto pero ideal para descansar.
  • Continuamos 1000 km en dirección sur y llega de nuevo lo bueno, el norte de la Patagonia Chilena, con la muy escénica Región de los Lagos, plagada de volcanes perfectos como el Villarrica, lagos glaciares como el Todos los Santos y bosques como la Reserva Biológica Huilo Huilo con algunos alojamientos de lo más singular. La guinda es la tranquila Chiloé, un sitio que muchos mochileros se empeñan en considerar la sorpresa más agradable del viaje.
  • Descendamos otros 900 km en dirección sur por tortuosas carreteras y llegaremos al centro de Patagonia, donde destaca el enorme glaciar del Parque Nacional Laguna de San Rafael y las llamadas Capillas de Mármol, un monumento natural que forma un vistoso fenómeno debido a la erosión de una gran roca en el Lago General Carrera.
  • No obstante, la mayoría saltan la zona anterior para dirigirse casi otros 1000 km al sur a uno de los puntos fuertes del país, los parques naturales del sur de Patagonia, que no son accesibles por carretera dentro del mismo Chile debido a lo deflecada de su costa oeste por acción de los glaciares. La estrella es el Parque Nacional Torres del Paine, que a pesar de su relativa pequeña extensión, contiene algunas de las montañas más fantásticas del planeta, así como glaciares y lagos turquesa.
  • Aún podemos bajar algo más, y encontraremos el Estrecho de Magallanes, territorio de pingüinos, glaciares e impresionantes fiordos a recorrer en barco. O seguir hasta el Cabo de Hornos y contemplar literalmente el fin del mundo (con permiso de la Antártida) junto a las auroras australes o el sol de media noche según la época del año.
  • No hemos acabado aún. Puede que Santiago sea otra gran ciudad, que Valparaíso se asemeje a más de un pueblo de Centro América, que Atacama no difiera mucho del vecino desierto boliviano y que haya montañas y glaciares tan magníficos en Patagonia Argentina, Nueva Zelanda o las Rocosas Canadienses, pero Chile tiene otro as en la manga, un extra único, la Isla de Pascua. Nadie pone en duda que Rapa Nui no es una isla polinesia más; su ancestral cultura, desarrollada al margen de otras civilizaciones durante cientos de años es famosa en el mundo entero por la construcción de sus representativas estatuas, los moais.

Chile reúne por tanto todas las condiciones para los apasionados a la naturaleza, pero de nuevo su distribución geográfica es su peor enemigo:

  • Dado su alto grado de desarrollo la posibilidad de accidentes o enfermedades es baja; está considerado el país más seguro de Sudamérica, con unos índices de criminalidad similares a los de países europeos como España o Croacia.
  • Pero este grado de desarrollo conlleva que los precios no son baratos, apenas difieren de los de países europeos como Croacia o Grecia.
  • Y recorrer todo Chile implica hacer muchos miles de kilómetros por carretera, a veces sin más remedio que cruzar a Argentina, o comprar muchos vuelos; en un caso u otro perderemos mucho tiempo y dinero en los traslados, circunstancia muy a tener en cuenta porque a más de uno puede amargarle el viaje.

Dicho esto, la mayoría de aquellos que hayan leído este artículo habrán sacado en claro que no se puede ver todo, ahora bien: ¿el desierto?, ¿Patagonia?, ¿el fin del mundo?, ¿Isla de Pascua?… ¿Qué vais a elegir?

DESTINOS

  • SANTIAGO DE CHILE
  • VALPARAÍSO
  • ISLA DE PASCUA
  • EL DESIERTO DE ATACAMA
  • REGIÓN DE LOS LAGOS
  • CHILOÉ
  • PARQUE NACIONAL TORRES DEL PAINE
  • ESTRECHO DE MAGALLANES Y PUNTA ARENAS
  • CABO DE HORNOS

INFORMACIÓN ESENCIAL

  • CUÁNDO IR
  • TRANSPORTE
  • PELIGROS, PROBLEMAS E INCONVENIENTES

∇ Destinos / ∇ América / ∇ Sudamérica

Familia Mora, pasadlo bien, seguiré escribiendo.

6 comentarios en “Chile

  1. Pingback: Chile – Al Was Here

  2. Pingback: Antártida – Al Was Here

  3. Pingback: VISADO DE TURISTA PARA CHINA – Al Was Here

  4. Pingback: ACTUALIZADO 2019: DOHA: AEROPUERTO Y VISADOS DE ENTRADA EN QATAR – Al Was Here

  5. Pingback: SANTIAGO DE CHILE – Al Was Here

  6. Pingback: SANTIAGO DE CHILE: LAS MEJORES COSAS QUE VER Y HACER EN UNO O DOS DÍAS Y LAS MEJORES EXCURSIONES DE UN DÍA – Al Was Here

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s